Alcoholímetro

Alcoholímetro

Antecedentes

El Programa “Alcoholímetro Preventivo” forma parte de un plan integral de Seguridad Vial que coadyuva con las políticas sociales del Instituto Mexicano de Seguridad Vial (IMESEVI), el Centro Nacional de Prevención de Accidentes (CENAPRA) y el Consejo Estatal contra la Prevención de Accidentes (COEPRA), siendo un programa garantizado siempre y cuando exista el cumplimiento interinstitucional de las entidades de gobierno que colaboran en este proyecto en beneficio de nuestra sociedad.

Según estudios del Centro Nacional de Prevención de Accidentes (CENAPRA) una de las causas de mortalidad en México son los accidentes viales originados por conducir en estado de ebriedad. Las muertes por accidentes de tránsito en el país ocurren entre el jueves, viernes y sábado, y están relacionadas con el consumo de alcohol, siendo los jóvenes el grupo más vulnerable en este caso, reflejando la estadística con 300 jóvenes que mueren a cada semana por estos accidentes relacionados con el alcohol, tomando en cuenta que contribuyen a las 20,000 mil personas que mueren al año, 700,000 mil que son hospitalizadas y entre 35 y 40 mil que resultan con discapacidad, ocasionando daños materiales por más de 110,000 millones de pesos por pérdidas de la productividad económica, atención médica y rehabilitación.

Según datos arrojados en la 5ª. Encuesta Nacional de Adicciones con relación al abuso/dependencia del alcohol en el Estado de Chiapas, se encuentra para los hombres en un 4.5% y en las mujeres en un 0.6%.

El Programa Alcoholímetro Preventivo en esta entidad se inició en febrero de 2009 dentro de la estructura de la Unidad de Apoyo a Instancias del Consejo Estatal de Seguridad Pública como un programa de prevención de accidentes y/o prevención del delito, firmando 22 Acuerdos de Colaboración Interinstitucional hasta la fecha. En el 2009 con los municipios de: Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, San Cristóbal, Comitán, Suchiate, Huixtla, Tonalá, Arriaga, Villaflores, Cintalapa de Figueroa, Ocozocoautla de Espinosa, San Fernando, Venustiano Carranza, Chiapa de Corzo, Las Margaritas, Ocosingo, Palenque, Pichucalco, Juárez y Reforma; En el 2010 se firmaron los acuerdos con Yajalón y Catazajá.

Objetivo General

Disminuir el alto índice de accidentes viales provocados por conducir en estado de ebriedad, para salvar vidas.

Misión

Lograr una conciencia social y garantizar a la ciudadanía su seguridad, previendo a través del operativo alcoholímetro accidentes viales, para salvar vidas.

Visión

Consolidar a través de acciones preventivas y en estricto apego a los derechos humanos, la garantía a la seguridad pública evitando a través del grupo interinstitucional, la susceptibilidad de actos de corrupción.

Estrategias
  • concertar con los propietarios de los establecimientos para coadyuvar en la instalación de puestos de revisión fuera de los antros.
  • acudir a los planteles educativos de los diferentes sectores y niveles para concientizar a la comunidad estudiantil, en el objetivo de este programa y sus estrategias.
  • coordinarse con las instituciones de los tres órdenes de gobierno para difusión del programa y su desarrollo del mismo.
  • difundir el programa y sus logros, mediante spots publicitarios en radio y televisión.
  • evaluar las acciones del programa, a través de la información estadística y concretar tomas de decisiones
  • informe mensual del programa a través de indicadores de resultado y de impacto.
  • distinguir por parte de la procuraduría la certificación de antros consentidos que cumplan con las especificaciones técnicas de la secretaria de salud, protección civil, seguridad publica, etc.
Líneas de Acción
  • aplicar operativos permanentes los días jueves, viernes, sábados, días festivos, períodos vacacionales, entre otros.
  • capacitar al personal que colaborará en este proyecto para brindar un mejor trabajo en beneficio de la ciudadanía y obtener resultados óptimos.
  • realizar campañas de información y difusión a través de conferencias en medios de comunicación en prensa escrita, radio y televisión, y realizar actos masivos y actividades de propaganda en los diferentes sectores.
  • supervisar el operativo en los municipios correspondientes en todo el estado para ponderar los resultados esperados.
  • monitorear el programa a través de llamadas telefónicas, encuestas a los sectores de la población, consulta al internet, etc., para valorar el resultado del mismo.